Ventajas y desventajas de hacer testamento

Ventajas y desventajas de hacer testamento

Es frecuente que cuando pregunto a alguien si ha hecho testamento me conteste “¿para qué si yo no tengo nada?” A la siguiente batería de preguntas ya no contesta con la misma seguridad.

Haciendo testamento decides para quien van los bienes, no sólo los inmuebles, sino todos los que tengas. ¿Sabes lo que tendrás en el futuro? ¿Tienes controlados a tus parientes? ¿Has pensado en tus hijos menores? ¿Tienes deudas?…

Aconsejo fervientemente a mis clientes de Majadahonda que en algún momento se planteen seriamente hacer testamento. De no hacerlo pueden existir problemas entre los herederos legítimos y aquellos que no lo son por el reparto de la herencia. Incluso, el proceso de repartir el patrimonio del difunto, se volverá más largo y con más trámites legislativos y administrativos que si queda la voluntad del difunto bien plasmada en un documento oficial.

En este sentido, hacer testamento supone varias ventajas que conviene analizar antes de tomar una decisión con respecto al reparto de los bienes entre los familiares.

Ventajas de hacer testamento

Hacer testamento es un procedimiento sencillo y económico que permite decidir sobre el destino de los bienes, y saber que se cumplirá cuando la persona ya no esté. Es la mejor manera de ordenar los deseos, ya que se hace constar de forma legal la voluntad, facilitando la transmisión de los bienes y evitando problemas a familiares y allegados. En concreto:

  • El cónyuge puede disfrutar de la herencia

En caso de que no exista testamento, el cónyuge del difunto no podrá disponer de la herencia si el fallecido tiene descendientes y ascendientes directos. Es decir, la pareja matrimonial se encuentra en tercer lugar para poder recibir el patrimonio.

  • El reparto se hace como estime el difunto

A través de la redacción del testamento, el testador puede administrar sus bienes y propiedades como estime. Como hemos visto en el caso anterior, puede dejar su patrimonio a su cónyuge o puede dedicar cantidades diferentes a sus hijos dependiendo de la situación económica y social de cada uno, cosa que sin testamento se resolvería en los juzgados.

  • Se simplifica el proceso de la herencia

Al hacer testamento, el proceso de repartir la herencia se simplifica notablemente porque todo se ha de distribuir según la última voluntad del difunto. Cuando no existe testamento los herederos tienen que realizar una serie de formalidades ante el notario que son más costosas y más duraderas en el tiempo. Esto puede suponer un proceso duro y de cierto malestar en los beneficiarios, porque no es un buen momento para hacer gestiones tras el fallecimiento de un ser querido.

  • Hacer testamento es sencillo

Para redactar un testamento, simplemente basta con acudir a un notario con el DNI y manifestarle sus deseos. Tras ello, el fedatario procederá a su redacción, aunque puede que necesite algún documento oficial para constatar la posesión de las propiedades. Pero no tiene mayor complicación.

Desventajas de hacer testamento

Ninguna.

Aún te lo estás pensando. Déjanos ayudarte.

Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn
Email

¿Necesitas un abogado en Majadahonda?

Contacta ahora y te llamamos

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies